EL OFICIO DE VIAJAR: CÓMO GANARSE LA VIDA EN EL CAMINO

day trip San Luis Potosí to La Joya crater
UNA ESCAPADA EN SAN LUIS POTOSÍ: EL IMPRESIONANTE CRÁTER DE LA JOYA
10 junio 2020
Hitchhiking Australia
EL PRIMER PASO. O CÓMO APRENDÍ A DEJAR DE PREOCUPARME Y VIAJAR DE AVENTÓN
16 julio 2020
Show all

EL OFICIO DE VIAJAR: CÓMO GANARSE LA VIDA EN EL CAMINO

Más de uno de nosotros ha pensado alguna vez en viajar por el mundo viviendo de alguno de nuestros talentos, haciendo algo de dinero cuando es posible y conociendo lugares nuevos continuamente.

Quizá la idea parece fascinante, pero muy arriesgada. Al final, muchas cosas pueden salir mal, ¿no? Pues gracias a nuestros voluntarios Anja y Azrael, hemos comprobado que esto no es, ni de cerca, tan difícil como parece.

Sukha stories San Luis Potosí

Esta pareja, ella alemana y él venezolano, se conoció hace poco más de dos años en Colombia, tras lo cual han recorrido Perú, Ecuador y ahora México vendiendo artesanías que elaboran con metal y cuero. Un choque de dos mundos, al principio, que dio inicio a una nueva forma de ver la vida para ambos.

“Nos conocimos como viajeros. Yo con la manera europea de viajar, que como casi todos trabajas en casa y pues vas a viajar y no tienes que trabajar mientras viajas. Y lo conocí a él y otro mundo, él tiene que trabajar, porque si no, no hay dinero, no puedes dormir en un hospedaje”, nos cuenta Anja.

Azrael, ahora de 36 años, se convirtió en artesano desde muy joven y encontró en el oficio la oportunidad perfecta para partir a la aventura. “Aprendí a los 18 años, algo así, y sólo hacía artesanía, más no salía; y ya a los 20 años tuve esas ganas, ese impulso y dije ‘¡ya, me voy!’, y empecé a viajar a las playas, que era lo que normalmente uno hacía y era lo mejor, trabajar en la playa, vendiendo artesanías”.

El cambio de planes y adaptarse a esta nueva vida no fue sencillo para Anja, pero ahora, mirando hacia el pasado, tiene claro lo que uno debe hacer y puede aconsejar a quienes quieren iniciar una aventura similar.

“Dejar la vergüenza a lo mejor, un poco esa sensación de salir a la calle y hacerlo por primera vez. Porque eso para mí era lo primero, como que ‘ay, no sé, me da pena un poco estar aquí, todos me miran, me pongo aquí en la calle’. Ese creo es el primer paso, dejar eso, ese pensamiento y sólo intentarlo”.

Una vez superado el primer obstáculo, ambos se dieron cuenta que el talento y conocimientos de cada uno podía ayudarlos a crecer mucho más de lo que esperaban.

“Nos complementamos, por ejemplo, si vamos a Europa podemos empezar ahora a vender artesanías en el internet, a hacer esas cosas que aquí no se hacen tanto. Él no sabía eso cómo hacerlo y eso también podemos hacer, así que somos un equipo bueno”, dice Anja.

Handmade leather bags by Azrani Art

Por supuesto, no siempre es fácil vender mercancías en las calles e incluso hay que estar preparados para uno que otro trago amargo, como a ellos les pasó en Perú. “Vinieron como cinco hombres de la municipalidad y nos quitaron las cosas. Aretes, pulseras, anillos, casi todo lo que vendimos en ese momento nos lo quitaron y, bueno, es porque dicen que como no tenemos un permiso para trabajar, esa es la parte negativa”.

Pero la suerte siempre puede cambiar de lugar a lugar también. “Más que todo aquí en México, la verdad que se ve que a la gente le gusta mucho y nosotros vimos que no importa dónde estamos, vendemos, y en otros países era un poco más difícil eso, pero aquí en México la verdad que siempre fluye”.

El aprendizaje que se obtiene, más allá de las ganancias, es de lo más valioso en este negocio. “Es muy bonito porque lo que a mí me gusta es conocer al pueblo, la sociedad, si voy a conocer un lugar también como codearme, saber cuáles son sus costumbres, su felicidad, por qué pelean, qué les gusta”, cuenta Azrael.

Azrael working on his crafts
Azrael working on his crafts

Finalmente, otra lección importante, que ellos han asimilado muy bien, es que debe buscarse el equilibrio para disfrutar esto al máximo. “Por un lado, nos da libertad para hacer prácticamente lo que queramos, pero por otro lado está la responsabilidad de que tienes que salir porque tú dependes de eso y tienes que trabajar, pero está bien, es parte de lo que ahora somos”.

Anja cierra con un consejo para quien se ha planteado una aventura similar. “Creer en sí mismo es lo más importante. Si uno puede hacer algo bueno, sea cocinar algo, hacer artesanías, no sé qué cosa, si alguien ve que tiene ese talento sólo creer en sí mismo e intentarlo, hacerlo”.

Azrael y Anja saben que, pase lo que pase, todo fluye y siempre se puede vivir bien disfrutando lo que uno ama, y así será ahora que están en México y seguro a donde sea que vayan.

De momento, pretenden que Azrani Art, el proyecto que han creado en conjunto, siga creciendo en el largo plazo, al tiempo que planean pronto iniciar con Azrani Música, para así desarrollar otra de sus pasiones. Puedes conocer un poco más de lo que hacen siguiendo sus Facebook y Instagram.

Sukha travel story Azrani Art

Antonio. No viajo para conocer lugares,
sino para conocer personas.

Comments are closed.

Book Now
Español